RESUMEN TEMPORADA DE LOS FILIALES DEL CLUB D’ESCACS TORREBLANCA

A falta de una jornada para terminar la liga catalana de ajedrez, todo el pescado está vendido para nuestros equipos. El A, con toda probabilidad mantendrá la dura categoría de preferente.

En cuanto al segundo equipo, nos pusimos una meta ambiciosa, subir a Segunda provincial, para ello hay que quedar primero de los diez equipos y en una liga tan corta siempre se puede fallar, haber bajas, etc.

Pero la verdad es que no se ha fallado. Con 29 de 32 puntos en 8 jornadas, contando todos los matches por victorias y nada menos que cinco 4-0, el ascenso se ha confirmado esta semana con un nuevo 4-0 contra la Paretana. Al segundo clasificado, el Llinars se le derrotó en la anterior semana por 3-1 con lo que se encarrilaba el ascenso y, en la primera de las dos oportunidades, se ha consumado.

Los números hablan por sí solos:

Jesús           7 de 8

David Páez 6 de 6

Sergi            5 de 5

Javier          4 de 4

Eduard        4 de 6

Martí           2 de 2

Balas           1 de 1

Javier, nuestro primer tablero, tuvo que subir en varias ocasiones al primer equipo por lo que entramos otros jugadores como el prometedor jugador de cantera Martí o el impredecible Balas. Incluso nuestro delegado, el talentoso Eduard, que también tuvo que jugar alguna partida en el primer equipo, nos reconoció que las dos derrotas que sufrió en el B fueron partidas que se escaparon teniendo él ventaja, por tener la cabeza en otros asuntos. Cosas que pasan.

El año que viene en segunda, a ver si podemos armar un buen bloque y, por qué no, pelear por estar en la parte alta.

En cuanto a los otros dos equipos filiales, el C y el D, básicamente eran para que algún jugador con menos elo como el entrañable Paco (que un servidor espera que se ponga a estudiar y vuelva al Elo que tuvo) y niños tuvieran oportunidad de jugar la liga, creo que ha sido un éxito. Teniendo las licencias bastante justas, nuestra profe, Elena Casset, se las ingenió para poder presentar cada semana equipos, tanto en casa como fuera, incluso cuando coincidía la liga con el campeonato por edades. Los niños se han portado muy bien, los que se comprometían para jugar no han fallado ni un día, los resultados fueron de todo un poco, los más novatos (la mayoría) les ha costado un poquito pero han hecho buenas partidas y también ha habido victorias. Lo importante es que se enganchen y el año que viene quieran repetir y hayan subido un peldaño en su nivel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas