Estreno del recién ascendido Torreblanca A

Estreno del recién ascendido Torreblanca A en Segunda División Catalana, y victoria vital contra un rival directo para salvar la categoría, que evidentemente es nuestro objetivo. Nuestro presidente David Páez, que a este paso será el Florentino Pérez del ajedrez, se movió durante meses en el mercado de fichajes como pez en el agua y trajo a jugadores hipervaliosos para todos los equipos. Así que en el A debutaban nada menos que cinco trebejistas. El Maestro Catalán Iván Cano, Bernat Fuertes, Josep Flores, Alberto Jul y Josep Lluís Fernández. A ellos seguíamos los de la vieja guardia de siempre: Jorge Muñoz, Albert Padrós, David Julià, José Ramón Aymerich y yo mismo.

El match empezó con tablas en el primer tablero entre el Maestro Fide Josep Maria Sorroche e Iván Cano en una posición con aún bastantes piezas, pero ya se sabe que en categorías de este nivel lo importante es ir sumando puntos y no perder. Por cierto, una de las partidas que recuerdo con más ahínco de mi carrera fue precisamente contra Sorroche, cuando ambos militábamos en Sant Cugat e Ideal Clavé, y estuve a punto de ganar a todo un titulado…lástima que el tiempo me volvió loco e hice un disparate que ni un alevín. Desde entonces, cada vez que nos volvemos a ver en la Lliga Catalana, siempre recuerdo eso con mucho cariño a pesar de que en su día esa derrota me hizo pupita. El primer punto entero de la temporada lo puso Albert Padrós al barrer sus dos torres en séptima todo lo que pillaban, superiores a la dama rival. El 2,5 a 0,5 lo coloqué yo al ganar pieza limpia en un despiste táctico de mi rival al intentar abrir el juego. Aún así, había que tener cuidado porque una de mis torres había quedado encerrada por mi alfil de casillas blancas y si el rival lograba clavarlo, mi ventaja material sería testimonial. Por fortuna, calculé bien antes y vi que no había trampa oculta. El 3,5 a 0,5 lo puso Aymerich aprovechando un fleco en una floritura de su rival especulando con el mate del pasillo.

El match parecía encaminado, pero entonces vinieron algunos sustitos. La partida de Josep Lluís Fernández, que había estado con ventaja, se perdió por un alfil que progresivamente se había quedado peor situado y víctima de un ataque doble de caballo. Y Josep Flores no podía remontar una pérdida de material en el medio juego por amenazas mutuas planteadas entre ambos contrincantes. Nos colocábamos con 3,5 a 2,5 y pese a que particularmente seguía viendo bien el match, las partidas ya no estaban tan claras como para hacer 2 de 4 sin sobresaltos. Bernat Fuertes parecía algo presionado en el ala de rey con contrachances, Jorge Muñoz soportaba un ataque constante de su rival pese a tener pieza de ventaja, Julià parecía mejor situado, agazapado como un erizo y Jul tenía ventaja en un final de torre, alfil y peones por bando porque su alfil era bueno y el del contrario, malo. La clave estuvo en Jorge, que pudo aguantar bien y obligó a simplificar material con un contrajaque, colocando el 4,5 a 2,5. Julià se había metido antes en una combinación acertada de entregar dama por dos torres y una clavada decisiva del caballo rival, pero éste buscó el continuo para salvarse y lo halló mientras una amenaza de mate en una pendía como espada de Damocles sobre su cabeza. Según Iván Cano, con h5 se ganaba, y no con el g5 de Julià buscando la red de mate. Jugada realizada que, por cierto, es la que se nos hubiese ocurrido a la mayoría. ¡Por eso unos no somos maestros y otros sí! Antes de certificarse el continuo, Jul ganaba su finalito por tener mejor torre y rey, lo que nos daba el 5,5 a 2,5 vital, convertido en 6 a 3 por el rival de Julià.

Con los deberes hechos, pudimos observar un final superinteresante en el segundo tablero de Bernat Fuertes de torres y peones con pasados por ambos bandos, que derivó en carrera de peones y final de damas. Los finales de damas son difíciles de imponer por el dominio de esta pieza de tantas casillas, así que se simplificó todo a pesar de la combatividad de ambos jugadores. Tablas.

La semana que viene toca ir a Figueres a jugar contra su primer filial, así que el madrugón está garantizado. Como dice mi amigo David Palau, “nos levantamos más temprano para ir a jugar al ajedrez que para trabajar”.

Enlace a Facebook : https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=pfbid0RNhqeCiMccMVMgLGJghxdpx3Q8jZ2gtHaE8JMD8PqrprKdhX9WPrNNfJ6FNBKF43l&id=100007218484668

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Relacionadas